Constructora Ospinas
La cromoterapia en el hogar

A veces, al momento de decorar la finca raíz o pintar los muros del apartamento no se tienen en cuenta otras cosas además del diseño o el gusto especial por un color de pintura. Sin embargo, hay que saber que los colores también afectan la energía o humor de las personas. Es por eso que Ospinas le da una breve introducción a la cromoterapia -o terapia del color- la cual es una técnica medicinal alternativa que trabaja a partir de las propiedades específicas que adquieren los colores en la naturaleza para mejorar distintos aspectos de la cotidianidad.

Cada color se manifiesta como ondas de luz que vibran a distintas frecuencias y afectan de una u otra forma la mente y el cuerpo de quienes los perciben. Es por esa misma razón que los hospitales suelen tener un color pálido como el verde o azul, ya que son tonalidades suaves que atenúan las energías, al contrario de un rojo agresivo.

Efectivamente, y según la cromoterapia, cada color tiene una propiedad tanto física como mental:

– Rojo: A este tono se le atribuyen cualidades que mejoran el hígado, la circulación y el reumatismo, entre otros. Es un color estimulante que ayuda a aumentar la energía, usado sobre todo con personas que suelen tener un bajo estado de ánimo. Sin embargo, a largo plazo o si tiene una presencia muy fuerte, puede generar fatiga e, incluso, agresividad.

– Azul: Éste, al contrario del rojo, es un color muy sereno, tranquilo. Ayuda a tratar el asma o los dolores musculares y se recomienda para lugares donde se suele hacer meditación o descansar.

– Verde: Este color genera una sensación de frescura y de cercanía a la naturaleza. Por eso, según la cromoterapia, fortifica la vista, la tensión sanguínea y genera una sensación de reposo.

– Amarillo: Esta tonalidad es la que mejora la concentración y la memoria, al igual que la confianza y el optimismo. Se recomienda usar este color en oficinas o cuartos de estudios. Eso sí, en pequeñas dosis. Unas flores o una decoración serán suficientes para estimular su cerebro. El amarillo también es bueno para problemas del páncreas o del intestino.

– Naranja: Es un color energético que estimula la creatividad y el humor de la gente. Por otro lado, ayuda a lidiar contra el cansancio o los problemas respiratorios. En general, se puede decir que es un color fuerte que trae buenas energías a las personas provocando alegría.

– Violeta: Como el azul, este color tiene la particularidad de ser suave y tranquilo. Es muy usado para la intuición y la relajación. Se recomienda este color para tratar trastornos mentales o nerviosos, como los celos.

¡Y listo! Ya conoce el efecto que, según la teoría del color, tienen los colores sobre el aspecto mental y físico de las personas. Así que piense bien antes de aplicar un color predominante en el cuarto de los pequeños o en el estudio, de tal manera que las tonalidades que use no sólo se vean bonitas, sino que también le sean útiles a largo plazo.

la cromoterapia en el hogar

 

Artículos Relacionados

05 Febrero 2016

Tipos de piscinas para su vivienda turística

19 Diciembre 2016

Decoración y ambiente natural en su hogar

28 Marzo 2016

Paredes de ladrillo, la última tendencia en decoración.