Constructora Ospinas
La cromoterapia en el hogar

A veces, al momento de decorar la finca raíz o pintar los muros del apartamento no se tienen en cuenta otras cosas además del diseño o el gusto especial por un color de pintura. Sin embargo, hay que saber que los colores también afectan la energía o humor de las personas. Es por eso que Ospinas le da una breve introducción a la cromoterapia -o terapia del color- la cual es una técnica medicinal alternativa que trabaja a partir de las propiedades específicas que adquieren los colores en la naturaleza para mejorar distintos aspectos de la cotidianidad.

Cada color se manifiesta como ondas de luz que vibran a distintas frecuencias y afectan de una u otra forma la mente y el cuerpo de quienes los perciben. Es por esa misma razón que los hospitales suelen tener un color pálido como el verde o azul, ya que son tonalidades suaves que atenúan las energías, al contrario de un rojo agresivo.

Efectivamente, y según la cromoterapia, cada color tiene una propiedad tanto física como mental:

– Rojo: A este tono se le atribuyen cualidades que mejoran el hígado, la circulación y el reumatismo, entre otros. Es un color estimulante que ayuda a aumentar la energía, usado sobre todo con personas que suelen tener un bajo estado de ánimo. Sin embargo, a largo plazo o si tiene una presencia muy fuerte, puede generar fatiga e, incluso, agresividad.

– Azul: Éste, al contrario del rojo, es un color muy sereno, tranquilo. Ayuda a tratar el asma o los dolores musculares y se recomienda para lugares donde se suele hacer meditación o descansar.

– Verde: Este color genera una sensación de frescura y de cercanía a la naturaleza. Por eso, según la cromoterapia, fortifica la vista, la tensión sanguínea y genera una sensación de reposo.

– Amarillo: Esta tonalidad es la que mejora la concentración y la memoria, al igual que la confianza y el optimismo. Se recomienda usar este color en oficinas o cuartos de estudios. Eso sí, en pequeñas dosis. Unas flores o una decoración serán suficientes para estimular su cerebro. El amarillo también es bueno para problemas del páncreas o del intestino.

– Naranja: Es un color energético que estimula la creatividad y el humor de la gente. Por otro lado, ayuda a lidiar contra el cansancio o los problemas respiratorios. En general, se puede decir que es un color fuerte que trae buenas energías a las personas provocando alegría.

– Violeta: Como el azul, este color tiene la particularidad de ser suave y tranquilo. Es muy usado para la intuición y la relajación. Se recomienda este color para tratar trastornos mentales o nerviosos, como los celos.

¡Y listo! Ya conoce el efecto que, según la teoría del color, tienen los colores sobre el aspecto mental y físico de las personas. Así que piense bien antes de aplicar un color predominante en el cuarto de los pequeños o en el estudio, de tal manera que las tonalidades que use no sólo se vean bonitas, sino que también le sean útiles a largo plazo.

la cromoterapia en el hogar

 

Artículos Relacionados

04 Febrero 2016

Materiales de construcción pensados para los niños.

02 Junio 2016

¿Cómo instalar un jardín vertical en su hogar?

17 Febrero 2016

Consejos para adecuar una chimenea en la finca raíz

Send this to friend