Constructora Ospinas
Los techos verdes: jardines en la azotea de su casa

Desde hace siglos, los techos verdes han sido la opción perfecta para cubrir de vegetación las cubiertas de casas o edificios. Ospinas le cuenta por qué esta modalidad de ahorro de energía no sólo es amigable con el medio ambiente sino favorable para su calidad de vida.

Si está pensando en estrenar vivienda, los techos verdes pueden ser una buena opción para decorar su propiedad y, de paso, ayudar al medio ambiente gracias a la siembra de plantas en su superficie, que reducen la contaminación y tienen un impacto positivo para contribuir al desarrollo urbano sostenible.

Uno de los grandes ejemplos de techos verdes puede remontarse a los Jardines Colgantes de Babilonia, una de las Siete Maravillas del Mundo que fue construida en el año 500 A.C. aproximadamente. Los árboles y las plantas fueron sembradas sobre la superficie de la estructura, dándole a la construcción la apariencia que hoy conocemos.

Estas son algunas de las ventajas de tener un techo verde en casa:

– Regulan la temperatura de los espacios, ya que aíslan el calor durante el invierno y mantienen fresco el ambiente de las zonas comunes de su vivienda.

– Disminuyen el riesgo de inundación pues retienen el 80% agua en épocas de lluvia.

– Funcionan como huertos urbanos si tienen un cuidado especial.

– Un metro cuadrado de pasto retiene al año 130 gramos de polvo y genera el oxígeno necesario que una persona requiere para vivir durante un año.

– Aíslan el ruido y optiman el desempeño de una persona gracias al contacto permanente con la naturaleza.

– Generan rocío en el ambiente.

– Complementan en armonía los diseños de paisajismo.

– Agregan espacios verdes a las zonas de alta ocupación urbana.

Estructura de un techo verde

Para evitar daños, filtraciones o humedades en los techos, es necesario tener en cuenta una correcta instalación, que se compone de cinco capas:

1. Membrana impermeabilizante que evita el paso de agua y la formación de humedad.

2. Cubierta de raíces.

3. Capa para el filtrado y drenado de agua que detiene el paso de elementos sólidos.

4. Espacio para el crecimiento de plantas.

5. Capa vegetal con flores, pastos y hierba.

Este tipo de instalaciones requieren del concepto y la intervención de un experto. Por eso, antes de tomar cualquier decisión busque la asesoría de un especialista, quien debe tener en cuenta, entre otros detalles, los grados de inclinación de las superficies y el peso que le agregaría la vegetación a la casa.

Recuerde que a la hora de sembrar vegetación, su techo debe tener una cubierta especial que impida escapes de agua. Al momento de la elección de plantas, considere el clima de la ciudad para que la siembra de especies sea un recurso que no necesite tanto mantenimiento.

Los techos verdes: jardines en la azotea de su casa

 

Artículos Relacionados

17 Febrero 2016

Consejos para adecuar una chimenea en la finca raíz

14 Agosto 2015

Lo que debe tener en cuenta al remodelar su casa

28 Marzo 2016

Seis páginas web de diseño de interiores que usted debe conocer